lunes, 15 de enero de 2018

La obsesión por los autos


Porque gastamos la vida intentando adquirir un vehículo que vale más que todas las pertenencias físicas que poseemos, al menos esto sucede con la mayoría de los hombres y es que los automóviles representan la expresión masculina en su máximo esplendor y todos sueñan con el deportivo que estaba de moda en su juventud o el más moderno de los juguetes en el mercado, la realidad es que se nos vende tan bien la idea a través de la publicidad que terminamos por aferrarnos a la idea de que este auto de en sueños es una necesidad que debe satisfacerse para alcanzar la autorrealización, esto suele convertirse en un problema hasta llegar a ser una obsesión tan grande que acarree problemas familiares y económicos, debido a que las personas llegan a gastar sumas de dinero realmente considerables en comparación con sus ingresos solo por adquirir o ensamblar el carro de sus sueños, todo en exceso termina por ser un problema incluyendo la fascinación por los automóviles.